Quinoa – chisaya mama o “madre de todos los granos”

Este  grano (que no es un grano realmente, es una semilla) está súper de moda a nivel mundial, y después de leer este post vas a saber  porque. Image La quinoa no tiene mucho sabor, lo que la hace súper versátil. Sabe a lo que le pongas. Es un grano camaleónico. Tiene notas muy sutiles a nuez, y si lo tuestas antes de cocinarlo se despierta el aroma nueces todavía mucho más.

Es súper nutritiva. Es pura proteína ya que contiene los 9 aminoácidos esenciales. Es rico en fibra, bajo en grasas y libre de gluten. Todos esos elementos la hacen ideal para mantener tu metabolismo acelerado, hacer que te sientas lleno y que mantengas niveles saludables de azúcar. Es lo mejor que hay para la dieta! Es súper antioxidante. Tiene grasas saludables monoinsaturadas y omega 3, lo que la hace muy buena para el corazón y también es buena para los huesos ya que es una buena fuente de calcio. Además contiene minerales como fósforo, zinc, potasio, hierro y sodio. ¿Que más se puede pedir? Ahhh también es uno de los alimentos recomendados para prevenir el cáncer.. A que ya estas enamorad@ de la quinoa!

La quinoa se cocina generalmente de la misma manera que el arroz y sus usos son infinitos.  Ale, mi esposo, se lo pone a la avena en la mañana, lo sustituimos por el arroz en el almuerzo, se lo ponemos al smoothie que hacemos al llegar de hacer ejercicio por las tardes y también lo comemos por las noches cuando estamos un poco cansados para cocinar en una ensalada divina que hace Ale. En mi casa la comemos literalmente todo el día. Siempre tenemos un tupperware con quinoa lista en la nevera.

La puedes conseguir en 3 colores. Blanca, roja y negra. Todas las encuentras en el mercado de Chacao. Las diferencias entre ellas en sabor y valor nutricional son pocas. La blanca es la mas versátil de todas porque su sabor es mas sutil. La roja es un poco mas dura y mantiene su forma muy bien después de cocida. Es ideal para platos fríos. La negra tiene un sabor un poco más dulce, con tonos de tierra. A mí me gusta mezclarlas porque visualmente me parece que se ve mas interesante. A Ale le gusta mas la blanca sola. Es una cuestión de gustos personales. Además de las tres variedades ya mencionadas, puedes conseguirla en otros formatos. Como en hojuelas, que puedes comer estilo avena, o en harina, con la que se pueden hacer infinidades de cosas.

Para cocinarla hay que  lavarla primero. Algunas marcas ya vienen lavadas, pero otras no. La quinoa tiene una capa amarga que se llama “Saponina”. Hay que quitársela  lavándola debajo del chorro de agua durante un par de minutos.  Esta capa es la responsable de evitar que los pájaros y los insectos se la coman.  Sabia naturaleza, o mejor dicho, Pacha Mama. Para cocinarla, la medida es: por cada taza de quinoa son dos tazas de líquido. Puedes usar agua o caldos. Si la quieres tostar, ponla primero sobre un sartén a fuego medio. Si el sartén no es antihaderente, ponle un poquito de aceite. Déjalas tostar hasta que tengan un  color dorado, revolviéndolas de vez en cuando.  Cuando ya estén doradas, agrega el agua y déjala cocinar hasta que todo el liquido se haya absorbido o hasta que estén suaves. Otra manera de saber cuando está lista es viendo el grano. Si tiene una “colita” blanca saliendo, está lista.

Si la tapas y la pones a fuego alto puedes hacer cotufas de quinoa. Para eso te recomiendo usar una tapa de vidrio, para que puedas ver cuando explotan las semillas y mueve constantemente el sartén,  para prevenir que se vayan a quemar.  Quedan tostaditas y con un sabor similar al de las cotufas.

También tienes la opción de germinarla antes de comerla. Esto hace que sus propiedades nutritivas aumenten aún más.

La quinoa tiene un significado espiritual para los Incas, quienes se refieren a ella como Chisaya Mama, “madre de todos los granos”. También se conoce como “el oro de los Incas”.  Los primeros granos de la temporada  eran cosechados por el emperador, quien los removía usando herramientas de oro. Durante la conquista española prohibieron la siembra de la quinoa, forzando a los Incas a sembrar trigo en su lugar. Hoy en día su consumo se ha puesto súper de moda, y  con ello la    demanda  se ha multiplicado enormemente. Eso ha traido ventajas y desventajas para los paises productores, como Ecuador y Perú. Por un lado,  ha fomentado la economía de los pueblos pobres de la zona, pero por el otro, se sabe que hay muchos niños pequeños trabajando en los cultivos y que el proceso tradicional de cosecha se está dejando a un lado, para implementar un proceso industrializado, que atenta contra el bienestar de la tierra.

Hablando un poco sobre Perú no quiero dejar pasar la oportunidad de recomendarlo como destino turístico. Además de las razones obvias para visitarlo, como son los destinos completamente mágicos de Cuzco y Machu Pichu.; gastronómicamente hablando Perú es un país rico como pocos.  He tenido la suerte de haber ido un par de  veces, y si tengo la oportunidad de volver no la dejaría pasar por nada del mundo. Los mejores mariscos están allá. Las cevicherias abren solo los medio días porque ya para la noche el pescado no está lo suficientemente fresco para sus estándares. Es otro nivel! Hay varios platos que comí en esos viajes que nunca olvidaré. Espero que tengas algún día la posibilidad de ir y que tengas el placer de comer la auténtica comida Peruana. Mientras tanto, te recomiendo visites la tasca de Juancho, en Chacao.  La causa, un plato típico,  es del más allá!

Esta combinación que hice para este plato me encantó! Los sabores armonizan espectacularmente, y fue el perfecto acompañante para el lomito con reducción de granadas y licor de cassis.  Para hacerlo, tosté piñones y se los agregué a la quinoa, junto con una cucharada pequeña de vainilla de Madagascar y perejil rizado picado pequeño. La vainilla no se sentía mucho, solo estaba ahí dandole un “je ne sais quoi”. Estoy súper contenta con el resultado de este plato. La quinoa no para de sorprenderme. Image I LOVE QUINOA!

5 pensamientos en “Quinoa – chisaya mama o “madre de todos los granos”

  1. Hola, mi nombre es Elena.
    Tengo un blog… y desde luego te diré que casi por obligación, ya que parece “condición sin ecuanon” si tienes algún tipo de negocio, ya que necesitas estar al día con todo esto de las redes sociales y demás.
    Me divierte hacerlo, pero reconozco que es un trabajo enorme…

    Me acabo de hacer seguidora del tuyo, que me encanta y disfruto mucho y aprendo, y estoy animándome con algunas cosillas.
    Eso es una de las grandes ventajas de encontrarte por aqui!!!
    Me encanta el blog.
    La quinoa… la probe de casualidad hace unas semanas a través de una amiga, y creo que durante una larga temporada andará por mi cocina.
    Interesante alimento. Interesante el post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s