Las mejores panquecas del mundo!!

Lo mejor de los fines de semana, para mí,  son los desayunos. Durante la semana no es lo mismo. No hay tiempo suficiente para nada. Mi desayuno de lunes a viernes es cereal con leche de almendras, jugo y café. Siempre lo mismo.

photo (67)

Los fines de semana, en cambio, en mi casa comemos desayunos dignos de cualquier  hotel 5 estrellas. No me importa que suene arrogante. Es así. Me he ganado el derecho a presumir con los desayunos. Tengo los huevos benedict súper dominados. Los haría con los ojos cerrados. Mis mini croissants son divinos. Las mermeladas, hechas con grasa de pato, son adictivas. Después de probar la tocineta con miso, ya no la puedo hacer de otra forma. La llamo tocineta del cielo. Es sublime. Las buttermilk pancakes, la receta de hoy, son otro nivel de panquecas. Parecen almohadas, esponjoncitas.. es como morder una nube. Si te gustan los desayunos, I’m your girl! Abajo voy a poner algunos links de recetas de desayuno que vale la pena chequear, como los huevos benedict, por ejemplo.

photo (64)

Por lo general las comemos con miel, y a veces hago alguna mermelada de fresas con grasa de pato, o higos con grasa de pato, o cualquier fruta con grasa de pato! Puedes hacerlas sin la grasa, pero no sabes de lo que te vas a perder. No quedan grasosas para nada. Si no digo que tienen grasa, ni te darías cuenta. Una cucharada pequeña hace una diferencia enorme. Cuando sobra, y casi nunca sobra, me la como sola, con una cuchara. Es así de buena. Procuro siempre hacerlas con la menor cantidad de azúcar posible. Para hacerlas, pica la fruta y ponla en una olla pequeña con un poco de azúcar y una cucharada de grasa de pato. Ponlo a fuego medio-bajo y déjala unos 10 o 15 minutos. Revolviendo de vez en cuando y ajustando el sabor. Dependiendo de la fruta, le puedes poner unas gotas de limón, o un poco de agua. Quizás un punto de sal.. Ve probando y ajustando. La regla es que no hay reglas.

La grasa de pato la puedes rendir tu mismo cuando cocinas pato. La grasa que sobra la cocinas hasta que esté liquida y luego la guardas en un recipiente en el congelador. La marca Tio Pato Gourmet vende los patos en varios cortes y también vende la grasa aparte. Cualquier opción es buena.

Ingredientes: 12 cucharadas de té de vinagre blanco o limón (las cucharas de té son las que son más grandes que las pequeñas del café, y más pequeñas que las de sopa. Una cucharada de sopa equivale a 3 cucharadas de té.), 3 tazas de leche, 2 tazas de harina (todo uso), 1 cucharada de té de bicarbonato de sodio, 2 cucharadas de té de polvo para hornear, 3 cucharadas de sopa de azúcar, 1/2 cucharada de té de sal, 2 huevos, 4 cucharadas de sopa de mantequilla sin sal.

photo (65)

Preparación: Usando una taza para medir, agrega las cucharadas de vinagre o limón, y luego agrega la leche hasta que la medida llegue a 3 tazas. Serían en total las 3 tazas de leche, menos la cantidad de vinagre o limón que agregaste previamente. Deja eso reposar durante 15 minutos. Precalienta el horno a la menor temperatura, ya que no se vana cocinar ahi, pero se guardan ahí para que se mantengan calientes mientras haces las demás. Luego, mezcla en un bowl la harina, el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio, sal y azúcar. Agrega los huevos, la mezcla de leche y vinagre o limón, y las 4 cucharadas de mantequilla derretida. IMPORTANTE: la clave para que queden esponjosas está en revolver la mezcla lo menos posible. Solo un poquito para que los ingredientes se mezclen, pero que todavía hayan grumos grandes. No te preocupes por eso. A mi a veces la primera panqueca me sale con bolsillos de harina en polvo adentro! No importa, esa la usas de prueba. Es mejor revolver de menos que de más. En un sartén caliente (a mi me gusta usar un pequeño porque prefiero hacer una torre de 5 mini-panquecas que una o dos grandes), pon un poco de mantequilla y luego un poco de la masa. Déjala hasta que se dore (1:30 minutos aproximadamente) y luego la volteas para que se cocine por el otro (1 minuto aproximadamente). Guárdala en el horno, y repite con el resto de la masa.

photo (66)

Acá los links que te prometí: http://tinyurl.com/mpf23v6 , http://tinyurl.com/loyaovp Enjoy!!

 

Magret de pato

Esta receta me la enseñó mi hermana Cori. Es perfecta para cuando tienes una cena en tu casa. Durante años este plato me hizo quedar bien con mi invitados. Espero que ahora suceda lo mismo contigo.

Lo acompañé con papas fritas, un must. Y también con una ensalada sencilla y refrescante. Le puse a la ensalada un melocotón, que ya sea con la ensalada o con el pato, queda espectacular. El melocotón es una fruta que cruda es sabrosa, cocinada es mucho mejor. Esta vez puse a cocinar el melocotón junto con el pato, en su grasa… Mmmmmmmm.

Ingredientes (Para 2 personas):

2 pechugas de pato (hay una marca Venezolana excelente que se llama Tio Pato Gourmet, la puedes conseguir en Fresh Fish, en Galanga en el mercado de Chacao, tu parrilla.com.. No tiene absolutamente nada que envidiarle a los patos importados, y la diferencia de precios es grande), 2 cebollas moradas grandes picadas en rodajas delgadas, 1 taza de caldo de pollo, media botella de vino tinto, sal y pimienta. Papas fritas (la marca La Granja que venden congeladas son muy buenas), rúcula, limón, aceite de oliva y 1 melocotón.

Preparación:

Primero, pon las papas en un pirex con aceite de oliva, sal y pimienta en el horno a full temperatura.

Separa las pechugas, haciendo un corte entre las dos. Luego, límpialas. Es decir, quita con un cuchillo los tejidos fibrosos y el exceso de grasa (esa grasa la puedes derretir en un sartén a fuego bajo y guardar congelada para mil usos. Es oro liquido!). En la foto a continuación podrás ver la diferencia entre la pechuga que ya esta “limpia” a la izquierda y una que falta por limpiar, a la derecha. Es bueno pasarle la mano por la parte de la grasa para asegurarte de que no tengan cálamos o cañones de plumas. Si consigues alguno, la mejor manera para removerlos es usando una pinza. Te recomiendo tener una siempre en tu cocina dedicada únicamente para este tipo de cosas.

photo (30)Luego, con un cuchillo, marca el lado de la grasa con un patrón en rombos. El corte no debe ser muy profundo. Corta únicamente la grasa, procura no cortar la carne. Sigue el ejemplo de la foto a continuación. Ponles sal y pimienta. Luego cocina las pechugas a fuego medio-bajo, pero solo por el lado de la grasa. Déjalo hasta que esté dorado y que haya desaparecido casi toda la grasa. Unos 10 minutos aprox.

photo (31)Sácalos del sartén y ponlos aparte. En el mismo sartén, con la grasa que salió del pato, sofríe las cebollas hasta que queden translucidas y estén casi apunto de dorar. Luego agrega el caldo de pollo. Un par de minutos después agrega el vino tinto. Déjalo hasta que el vino se haya absorbido por completo y la cebolla tenga un color morado intenso. Prueba y corrige de sal y pimienta. Ponlo aparte. Con una servilleta de papel, limpia un poco el sartén y vuelve a poner el pato por el lado de la grasa un par de minutos. Pon el melocotón sobre la grasa del pato. Voltea el pato y deja que se cocine por el lado de la carme entre 5 o 7 minutos aproximadamente, dependiendo del término en el que te guste comerlo. Sácalo y déjalo reposar mientras haces la ensalada.

Para la ensalada simplemente haz una vinagreta con limón, aceite de oliva, sal y pimienta y agrega el melocotón, entero o picado.

Pica el pato en lonjas delgadas y sírvelo con la salsa de cebolla, las papas fritas y la ensalada… Enjoy!

photo (34)