Vieras, lentejas y tocineta.. un plato que te va a llenar el corazón!

Hay ciertos platos que al probarlos me hacen sentir feliz. Como en casa. Tienen un je ne sais quai.  Este es uno de esos. Particularmente en una noche fría este plato te va calentar el alma.  

Su calidez no es la única ventaja. Hacer este plato te va a tomar 10 máximo. Es que se podría decir que hice un poquito de trampa con las lentejas.  Hay unos frascos de lentejas listas que venden en los mercados que son una maravilla. Yo compro la marca Navarra “lentejas al natural”. Las podrías comer así como vienen, pero que aburrimiento! “Envenenarlas” es mucho mejor. En este caso yo les puse un poco shallots, ajo, tocineta y tomillo fresco. Todos son ingredientes que van muy bien tanto con las lentejas como con las vieiras.  Finalmente le puse unas gotas de limón por arriba. Eso le dio un toque refrescante a este plato que de otra manera podría ser un poco pesado. 

Los shallots no se consiguen en los mercados. Bueno, en el de Chacao a veces. Pero te tengo un dato buenísimo. Alonzo Gill los cultiva en un terreno en las afueras de Caracas. Su telefono es: 0414-345-26-00.  Si todavía no conoces a este familiar de la cebolla te recomiendo probarlo, te va a encantar!

Ingredientes: Vieiras, lentejas, tocineta, shallots, ajo, tomillo, mantequilla, sal y pimienta. 

Preparación: Pica los shallots y el ajo y ponlos a sofreír con un poco de mantequilla. Agrega en ese mismo sartén la tocineta picada pequeña. Mientras eso se sofríe, calienta otro sartén con un poco de mantequilla. Ponle un poco de sal y pimienta a las vieiras y ponlas a cocinar a fuego alto. Primero por un lado y cuando estén doradas, por el otro. Mientras, agrega las lentejas al sartén que tiene el sofrito. Ponle una pizca de sal (poca porque la tocineta ya es salada) y pimienta y colócalas en un plato. Pon las vieiras arriba y finalmente agrega unas hojas de tomillo fresco y unas gotas de limón. Enjoy!! 

Image