Vieras, lentejas y tocineta.. un plato que te va a llenar el corazón!

Hay ciertos platos que al probarlos me hacen sentir feliz. Como en casa. Tienen un je ne sais quai.  Este es uno de esos. Particularmente en una noche fría este plato te va calentar el alma.  

Su calidez no es la única ventaja. Hacer este plato te va a tomar 10 máximo. Es que se podría decir que hice un poquito de trampa con las lentejas.  Hay unos frascos de lentejas listas que venden en los mercados que son una maravilla. Yo compro la marca Navarra “lentejas al natural”. Las podrías comer así como vienen, pero que aburrimiento! “Envenenarlas” es mucho mejor. En este caso yo les puse un poco shallots, ajo, tocineta y tomillo fresco. Todos son ingredientes que van muy bien tanto con las lentejas como con las vieiras.  Finalmente le puse unas gotas de limón por arriba. Eso le dio un toque refrescante a este plato que de otra manera podría ser un poco pesado. 

Los shallots no se consiguen en los mercados. Bueno, en el de Chacao a veces. Pero te tengo un dato buenísimo. Alonzo Gill los cultiva en un terreno en las afueras de Caracas. Su telefono es: 0414-345-26-00.  Si todavía no conoces a este familiar de la cebolla te recomiendo probarlo, te va a encantar!

Ingredientes: Vieiras, lentejas, tocineta, shallots, ajo, tomillo, mantequilla, sal y pimienta. 

Preparación: Pica los shallots y el ajo y ponlos a sofreír con un poco de mantequilla. Agrega en ese mismo sartén la tocineta picada pequeña. Mientras eso se sofríe, calienta otro sartén con un poco de mantequilla. Ponle un poco de sal y pimienta a las vieiras y ponlas a cocinar a fuego alto. Primero por un lado y cuando estén doradas, por el otro. Mientras, agrega las lentejas al sartén que tiene el sofrito. Ponle una pizca de sal (poca porque la tocineta ya es salada) y pimienta y colócalas en un plato. Pon las vieiras arriba y finalmente agrega unas hojas de tomillo fresco y unas gotas de limón. Enjoy!! 

Image

 

Vieiras envueltas en tocineta sobre puré de coliflor

Vieiras + tocineta= una combinación infalible! 

En la cocina donde estoy cocinando estos días mientras me encuentro de viaje no hay casi nada. Un par de ollas, unos cuchillos que parecen a prueba de niños y una licuadora de los años 60. Por lo general, cuando estoy en mi casa en Caracas, cocino el coliflor a vapor. Esta vez, tuve que hacerlo hervido. La diferencia es del cielo a la tierra. Si no tienes una olla para cocinar al vapor te recomiendo enormemente que te compres una. No solo es mejor ese tipo de cocción en algunos casos, como este, si no también es la manera mas sana de cocinar los vegetales. De esta manera conservan todos sus nutrientes.

Otra cosa que no pude hacer fue colarlo. Si lo pasas por un colador fino después de licuarlo, te aseguras de que no te queden grumos y que el puré quede suave y sedoso. Pero al vapor o no, colado o no, este puré es delicioso! 

Yo serví  este plato como una pequeña entrada. Si lo haces como plato fuerte, obviamente una viera no va a ser suficiente. 

 Ingredientes puré: Una cabeza de coliflor, 1 cucharada de mantequilla, 1 cucharada de mostaza dijon y una 1 pizca de sal.

 Preparación: Pica el coliflor en pedazos pequenos. Si puedes hacerlo al vapor, hazlo. Si no, ponlo a hervir con poca agua. Pínchalo  con un tenedor y cuando esté suave sácalo y ponlo en la licuadora. Si lo hiciste hervido asegúrate de sacar toda el agua antes de licuar. Licúa y pásalo por un colador fino. Agrega las cucharadas de mantequilla, mostaza y la pizca de sal. Prueba y corrige si hace falta. 

 Ingredientes Vieiras: Vieiras (las que necesites), tocineta (la misma cantidad de tiras de tocineta que de vieiras, jugo de un limón, algunas hojitas de tomillo fresco).

 Preparación vieiras: Con la tocineta envuelve por los lados la vieira. Corta lo que sobre. Lo puedes mantener agarrado usando un palillo de madera, o simplemente pon en el sartén primero la parte donde se juntan las dos esquinas, de esta manera cuando se cocina se pegan y luego la puedes manipular para darles la vuelta sin problema. Pon el sartén a fuego alto. Por lo general, cuando se cocinan las vieras se cocinan por la parte de arriba y  de abajo únicamente. En esta oportunidad vamos a hacer lo contrario. Cocina únicamente por los lados, donde está la tocineta, dejando la parte de arriba y la de abajo sin cocinar. Mientras se cocina, exprime el jugo de un limón por arriba. Cuando toda la tocineta este dorada, pon la vieira sobre el puré y finaliza poniendo algunas hojitas de tomillo por arriba.. Enjoy! 

Image

Pierna de cordero

Ayer, el olor en mi cocina era un buen indicativo de lo que estaba por venir.. mmmmm mmmm mmmmmmmmm!!!

Leí en algún lugar que los clavos intensifican el sabor del cordero. Absolutamente cierto!

Es recomendable, desde el punto de vista estético, limpiar los huesos antes de cocinar. Me refiero a quitar con un cuchillo toda la carne de la punta de los huesos, de manera de que se vean blancos y limpios.

Sabes que es el tuetano? Es la sustancia blanca que está dentro de los huesos. Seguramente lo hayas probado en un Osobuco. Además de ser divino en sabor (tiene un sabor intenso con notas de nuez tostada y un toque dulce) es super nutritivo y rico en vitaminas y minerales. Según las Italianas, es buenísimo para el pelo y las uñas.En fin, Te voy a dar un truco buenísimo que aprendí en un restaurante en Sudáfrica, el día de mi cumpleaños. Mete un pitillo (straw, pajita, popote), (preferiblemente de color negro, porque transparente no creo que se vea muy bonito), adentro del hueso, y al final de la comida, o cuando te provoque, chupa , sacando la medula.. Mmmmmmm!!! Eso no lo vas a ver en cualquier lado, así que si quieres un truco para impresionar, aca lo tienes. 

348_89497290079_3154_n

El plato de Ale, con el pitillo.

Este corte del cordero, en ingles se llama “Lamb Shank”. En español no tengo ni idea. Es la parte que esta arriba de la rodilla, como hasta la mitad de la pierna del cordero. El de las patas de adelante se llama “Foreshank” y el de las de atrás “Hindshank”. Es una parte del cordero que es un  poco dura, por lo que su cocción debe ser a fuego bajo y por un largo periodo de tiempo.

Para 2 personas: Ingredientes: 2 piernas de cordero, 1 cabeza de ajo, 4 zanahorias, 12 cebollitas pequeñas (pearl onions – de cualquier color) o si no consigues, 1 cebolla grande morada, 6 ramas de romero, un ramito de tomillo fresco, un ramito de salvia fresca, 8 clavos, 1 cucharada grande de semillas de hinojo, un poco de aceite de oliva, 3 cucharadas grandes de mantequilla (sin sal- siempre es mejor usar sin sal porque de esa manera tienes mas control sobre la cantidad de sal que le pones a la comida), 2 copas de vino blanco (seco, preferiblemente) sal marina y pimienta.

Preparación: Precalienta el horno a 150 C o 300 F.  En un robot  de cocina, o licuadora, mete las hierbas con la mantequilla, el ajo, sal y pimienta. Luego, agrega las semillas de hinojo y los clavos. Con el hueso hacia arriba y la carne hacia abajo, con un cuchillo, haz una incisión pegada al hueso, separando un poco el hueso de la carne. Rellena esos huecos que hiciste con un poco de la mantequilla con hierbas, ponle un poco de aceite de oliva por fuera a la pierna y pon el resto de la mantequilla.

Pica las zanahorias en pedazos bite size. Pela las cebollitas, si las conseguiste, y déjalas enteras. Si no, pica la cebolla grande en cuadros.  En un papel aluminio (cada pierna envuelta por separado), pon la mitad de las  zanahorias, las cebollas y una de las  piernas. Haz como un bowl con el papel aluminio y pon una copa de vino blanco adentro. Cierralo por completo. Repite con la otra pierna.

Ponlos en el horno durante 3 horas (chequeando de vez en cuando). A los últimos 15 minutos abre el papel por arriba para que se doren las piernas.

Recuerda sacar los clavos antes de servir.

También es importante que dejes reposar las piernas por lo menos 5 minutos después de sacarlas de horno.

photo (15) Mmmmmmm…. Enjoy!